¿Sabías que hay un test de detección temprana y rápida para VIH?

10 preguntas que responden a lo que necesitas saber sobre los test rápidos de VIH

1 - ¿Qué son los test rápidos de VIH y para qué sirven?
Son exámenes de VIH que se realizan con una gotita de sangre del dedo y el resultado esta pronto en 30 minutos.
Los test rápidos suelen hacerse con una pequeña muestra de sangre, pinchando en el dedo con una lanceta. Estas pruebas detectan los anticuerpos que se generan contra el virus y actualmente algunas de estas pruebas también detectan partículas del propio virus. Se les denominan así ya que sus resultados se obtienen en unos 20 a 30 minutos. Sirven para un diagnóstico rápido, sencillo y confidencial de VIH. Brinda la oportunidad de charlar con el médico y sacarte dudas sobre esta infección y establecer estrategias de prevención personalizadas.

2 - ¿Cómo se realiza la prueba?
Se realiza un pequeño pinchazo en el dedo para obtener unas gotas de sangre. Las gotas de sangre se depositan en un casette o tira reactiva. En 20 a 30 minutos podemos saber el resultado de la prueba.

3 - ¿Es necesario realizar ayuno previo a la prueba?
No, el test puede realizarse en cualquier momento.

4 - ¿Qué tan confiables son?
Son muy confiables, tienen una sensibilidad y especificidad mayor al 99,5%, es decir que hace el diagnóstico correcto de la infección o la descarta en más del 99,5% de las veces.

5 - ¿Qué es el período ventana?
Es el tiempo que transcurre desde el momento de la infección hasta que el test "da reactivo" (es decir aparecen los anticuerpos que serán detectados por el test).
Con los test rápidos que se utilizan actualmente este periodo es cada vez más corto y dependiendo del tipo de prueba va de 2 a 4 semanas. Es por esto que si existe alguna práctica de probabilidad de infección y realizamos el test antes de este período está recomendado repetirlo luego de 4 semanas.

6 - ¿Sustituyen al examen de sangre habitual para el diagnóstico de VIH?
Si, en la mayoría de los contextos puede ser utilizado con los mismos fines que el examen de sangre habitual, con la ventaja de la rapidez, sencillez y privacidad.
El examen habitual para la detección de VIH es por técnica de ELISA, esta se realiza mediante sangre extraída por punción de una vena. Las ventajas del ELISA son que el período ventana de las técnicas de 4ª generación es de 7-10 días, y que presentan aún mayor sensibilidad y especificidad diagnostica por lo que en ocasiones es necesario realizarlas además del test rápido.

7 - ¿En qué situaciones me lo debería hacer?
Cuando has practicado sexo vaginal, anal u oral sin métodos de barrera de látex como el condón o campo de látex (en cualquier momento de la relación sexual) con una persona VIH positiva o de la que desconoces su estado en relación al VIH. Si has compartido jeringas o materiales para la inyección de drogas o en otras situaciones de contacto de sangre con mucosas o piel dañada. En todas las situaciones que quieras sacarte las dudas, recuerda que conocer si tienes la infección por VIH permite acceder al tratamiento, mantener controlada la enfermedad y disfrutar de una excelente calidad de vida.

8 - ¿Qué significa que el resultado sea negativo?

Que no tienes la infección por el VIH (siempre que estés fuera del período ventana).
Para mantenerte sin la infección usa siempre métodos de barrera (condón masculino, femenino o campo de látex) en las relaciones sexuales con prácticas vaginales, anales u orales.

9 - ¿Qué significa que el resultado sea positivo?
Que puedes estar infectado por el VIH pero hay que confirmar el resultado con otros análisis más específicos. Durante la misma consulta pueden tomarse las muestras de sangre para las pruebas confirmatorias.

10 - ¿Existen test rápidos para otras infecciones de transmisión sexual?
Si, existen test rápidos para sífilis y hepatitis C entre otras. Incluso, con el mismo pinchazo en el dedo y un solo test puede detectarse VIH y sífilis a la vez.


Subir